Inicio | Programas | Antecedentes

Antecedentes

El antecedente más importante a la política de desarrollo de los biocombustibles es el documento Potenciales y Viabilidad del Uso de Etanol y Biodiesel para el Transporte en México, publicado a fines de 2006 por la Secretaría de Energía, el Banco Interamericano de Desarrollo y una agencia de cooperación técnica alemana

Es estudio fue realizado por un panel internacional de expertos, específicamente sobre el bioetanol y el biodiesel. Sus resultados se describen a continuación.

Bioetanol

Los expertos consideraron la producción de bioetanol a partir de la caña de azúcar y su bagazo, el maíz, la yuca, el sorgo y la remolacha azucarera, porque son los cultivos para los que se dispone de tecnologías maduras, y concluyeron que existe una oportunidad importante para que México emprenda la producción de etanol a gran escala, si bien deben superarse varios retos .

La caña de azúcar podría ser el primer cultivo viable y a él seguirían los demás, en la medida que el gobierno cree mercado a través de las compras de PEMEX, y desarrolle la industria a través de las políticas públicas.

El estudio recomienda introducir la producción de bioetanol en dos fases:

  1. La primera fase, iría del 2007 al 2012, tendría como meta la producción de 411.9 millones de metros cúbicos de bioetanol para remplazar con él los oxigenantes de la gasolina MTBE y TAME en las tres principales zonas metropolitanas del país (Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México). Este bioetanol se obtendría principalmente de la caña de azúcar.
    Existe un documento sobre el programa, denominado Iniciativas PEMEX. Uso de biocombustibles de octubre de 2009 haciendo clic aquí (formato PDF, 15 páginas, 1 Mb). Abre en una nueva ventana
  2. La segunda fase comenzaría después del 2012, y consistiría en sustituir el 10% de todas las gasolinas del país por bioetanol proveniente también de otras fuentes además de la caña de azúcar. Para ello se necesitaría de la producción de 4,406.3 millones de metros cúbicos de bioetanol al año, e incluso habría posibilidad de iniciar la exportación de bioetanol como sustituto de MTBE.
    En este escenario el área cultivada de caña debería crecer al doble (800 mil hectáreas) y el número de empleos creados sería de 400 mil.

El reto más importante al que se enfrentan los agricultores e industriales mexicanos para hacer rentable la producción de bioetanol es aumentar la productividad agropecuaria e industrial, de tal forma que la materia prima baje de precio y su procesamiento se optimice. Esto, en el fondo, implica un reto social, tal y como lo concluye el estudio:

La revisión creativa del pacto social existente entre productores de caña e ingenios podría ofrecer una oportunidad a mantener por los beneficiarios actuales y para ampliar los beneficios sociales de los trabajadores rurales que no los disfrutan en el presente. Es una tarea que requiere ingenio y creatividad, pero a no ser que haya avances en esta área, el costo del etanol en México podría ser demasiado alto para los implicados a fin de lograr un consenso hacia un programa de etanol como combustible en el país.1

biodiesel

El estudio consideró la producción de biodiesel a partir de la semilla de colza, soya, jatropha, girasol, y cártamo, así como el uso de sebo animal y aceite de cocina reciclado, y se analizó su procesamiento tanto en plantas dedicadas como en plantas existentes para la extracción de aceites comestibles. Su conclusión es la siguiente:

La producción de biodiesel a escala comercial puede ser factible en México en el mediano plazo de realizar acciones integrales que deben incluir aspectos técnicos, económicos y medioambientales, de concertación con el sector agrario y agroindustrial así como un esfuerzo importante en investigación y desarrollo tecnológico.2

El análisis parte del reconocimiento de que el precio de producción de biodiesel es mayor que el del diésel fósil. Aunque esta es una situación común en muchas otras partes del mundo, en México es más evidente porque que el precio del diésel fósil está subsidiado en el sector agrícola.

El estudio recomienda comenzar la introducción del biodiesel a partir del uso de aceites y grasas recicladas porque es económicamente viable.

En el mediano plazo, se requerirán esquemas de incentivos para la introducción del biodiesel de manera masiva a partir de otras fuentes a fin de permitir la sustitución de entre el 2% y 5% del diesel de petróleo después del 2012.

Para sustituir el 5% del diésel se requeriría de una producción de un millón 700 mil toneladas anuales de biodiesel, y de una inversión de $3,100 millones de pesos en la creación de 10 plantas industriales grandes y 140 pequeñas. En especial las pequeñas pueden ser creadas y operadas por cooperativas campesinas.

Los cultivos que en el estudio mostraron ser los más competitivos fueron la palma de aceite, el girasol y la soya. Sin embargo, los principales cuellos de botella se encuentran en el sector agrícola. Entre ellos está la necesidad de aumentar significativamente las áreas de cultivo de oleaginosas, porque el país no produce todo el aceite que consume. Además, el estudio recomienda las siguientes medidas:

  • Apoyar cultivos oleaginosos a pequeña escala, los cuales aumentan el valor añadido de la agricultura rural y contribuyen a la biodiversidad.
  • Para algunos cultivos oleaginosos, como la jatropha, es necesario adquirir un mayor conocimiento a fin de hacerlos rentables. Asimismo necesitan más tiempo para su establecimiento. Los conocimientos resultantes de estas actividades de investigación tendrán que ser transferidos a la población rural a través de programas educacionales.
  • La formación de cooperativas especializadas, que permitirían crear sinergias a través de una utilización conjunta de la maquinaria; debería fomentarse el acceso a financiamiento y a asistencia técnica.
  • Debería fomentarse la integración de la producción de semillas oleaginosas y su prensado con la refinación de aceites y la producción de biodiesel, para crear así una retención más fuerte de valor añadido en las áreas rurales.

Descargas

_________________________
1 Potenciales y Viabilidad del Uso de Etanol y Biodiesel para el Transporte en México, resumen ejecutivo, p. 7.

2 Op. Cit, p. 9.

Última actualización el Domingo, 12 de Junio de 2011 21:53
 

- Comentarios sobre este sitio de internet comentarios

 

- © - -