Inicio | Introducción | Tipos de biocombustibles

Tipos de biocombustibles

Bioetanol

Se obtiene a partir de la fermentación de dos tipos de biomasa:

  • La que es rica en azúcares, como la caña de azúcar, la remolacha o el sorgo dulce.
  • La que es rica en almidones, como el maíz, la yuca, etc.

El bioetanol es en sí mismo un biocombustible, pero no se emplea de manera pura en vehículos porque es agresivo para sus partes plásticas (a menos de que el vehículo en cuestión haya sido diseñado para funcionar con bioetanol). La práctica común es mezclarlo con gasolina en porcentajes que varían del 5% al 20%, sin embargo en países como Brasil, es común utilizarlo de manera pura (E100) como combustible

Cuando se mezcla en bajas proporciones con gasolina funge como oxigenante y, con ello, elevarla potencia de su combustión (es decir, su octanaje), sustituyendo a un componente tradicional de la gasolina denominado éter metil tert-butílico o MTBE, el cual es altamente contaminante, por lo que las gasolinas mezcladas con etanol son menos agresivas con el medio ambiente.

PEMEX lleva a cabo un ambicioso plan para adicionar 6% de bioetanol a las gasolinas de las tres zonas metropolitanas del país (D. F., Monterrey y Guadalajara) entre el 2010 y el 2012, lo que resultará en una demanda de 986 millones de litros de bioetanol1 para el bienio 2011-2012. Después del 2012 este programa irá creciendo hasta abarcar a toda la gasolina producida en México.

Adicionalmente, la incorporación de bioetanol producido en México permitirá disminuir las importaciones del oxigenante MTBE al cual sustituirá. Por ejemplo, si todas las gasolinas producidas en México emplearan 10% de bioetanol, se ahorrarían 2 mil millones de dólares al año en importaciones de MTBE.

biodiesel

Se puede obtener biodiesel de varias fuentes:

  • De plantas oleaginosas, como el cártamo, el girasol o las recomendadas por las políticas públicas mexicanas: la higuerilla, la jatropha y la palma de aceite.
  • De la grasa animal.
  • De los aceites alimenticios usados.

El biodiesel puede ser empleado por cualquier vehículo diésel, ya que su composición y características son muy similares a las del diésel fósil. Sin embargo, su uso principal es como aditivo del diésel fósil porque contribuye a disminuir la emisión de contaminantes como el monóxido de carbono y los hidrocarburos volátiles.

PEMEX ha determinado adicionar el 0.35% de biodiesel a su producción de diésel UBA (Ultra Bajo Azufre), sólo en la medida en la que el combustible de origen orgánico esté disponible. Según estimaciones de la Secretaría de Energía, la cantidad de biodiesel que PEMEX podría emplear en un año sería de 8.7 millones de litros2.

En México ya hay algunas empresas que generan biodiesel, pero su volumen total de producción no es suficiente para cubrir las necesidades del país, por lo que hay mucho espacio disponible en el mercado para las empresas que deseen incursionar en su producción.

Aunque el precio de producción de un litro de biodiesel puede ser mayor al del diésel fósil, México, como muchos otros países, cuenta con apoyos para fomentar el desarrollo de la agroindustria del biodiesel hasta que adquiera una dimensión que la haga autosustentable.

Biogás

El biogás se produce a partir de los desechos orgánicos de la basura o de los excrementos del ganado.

Biogás a partir de la basura

Los tiraderos de basura de las ciudades pueden convertirse en fuentes de biogás con una inversión relativamente baja y, sobre todo, que se recupera con rapidez. Para producir biogás se crean confinamientos sellados en los tiraderos. En ellos se depositan los desechos orgánicos que, al descomponerse, generan gas metano. Las ciudades procesan y aprovechan este gas para producir electricidad.

Un buen ejemplo es la ciudad de Monterrey, cuya planta de biogás genera 16.96 kilowatts de energía eléctrica, suficiente para alimentar el sistema de bombeo de agua de la ciudad, el alumbrado público de la ciudad y sus municipios conurbados, el Metro y varios edificios públicos. Hay otras ciudades que hacen lo mismo, y existe financiamiento internacional para las que tengan intenciones de aprovechar sus tiraderos como fuente de energía.

Una ventaja adicional consiste en que su aprovechamiento impide que el metano se libere a la atmósfera, ya que es varias veces más contaminante que el CO2 que se produce por quemar el biogás.

Biogás a partir del estiércol

La ganadería también puede beneficiarse usando un método más sencillo del mismo procedimiento: los excrementos del ganado se depositan en un área de confinamiento hermético a partir del cual se captura el gas metano que puede emplearse para como combustible o en algunos casos mediante un motogenerador , producir energía eléctrica. Existen casos en que los establos o unidades de producción ganadera o porcicola generan excedentes de energía eléctrica, los cuales alimentados al Sistema Eléctrico Nacional y vendidos a la Comisión Federal de Electricidad.

En nuestro país hay numerosos ejemplos de empresa ganaderas que producen biogás, muchas de ellas usando créditos gubernamentales para adecuar sus instalaciones y adquirir el equipo necesario.

Otros biocombustibles

Hay otros tipos de biocombustibles que están en sus primeras fases de experimentación y todavía no son opciones viables. Se mencionan aquí para que el lector los conozca y los tenga en consideración.

  • 2,5-dimetiyfurano o DMF, es un compuesto químico que puede obtenerse de cultivos altos en fructuosa, es especial de frutas y algunas raíces. Ofrece el potencial para obtener de él un biocombustible con una densidad de energía que es 40% mayor a la del bioetanol, lo que lo hace comparable a la gasolina. Sin embargo todavía deben resolverse problemas de seguridad en su procesamiento antes de que sea una opción viable como biocombustible.
  • Diésel Fischer–Tropsch. Es un biocombustible obtenido a través de un proceso químico a partir de gas de síntesis (gas creado por medios químicos). Aunque esta tecnología existe desde 1920, es muy costosa, al igual que el diésel que proporciona, cuyo precio está por arriba de el del diésel fósil.
  • Biohidrógeno, es hidrógeno proveniente de desechos orgánicos que se obtiene a través fermentación usando bacterias. Aunque tiene potencial como fuente de biocombustibles en el futuro, primero deben resolverse problemas relacionados a su almacenamiento y distribución, así como de los cambios que habría que hacer en los vehículos para que pudieran aprovecharlo.
  • Biometanol. Mención aparte merece el biometanol, un combustible que puede obtenerse de la madera, el carbón e incluso del CO2. Al igual que el bioetanol, puede ser usado como combustible para vehículos directamente (aunque los vehículos deben ser adaptados para tal fin) o en combinación con la gasolina. Aunque se ha empleado desde la década de los setentas, su costo de producción es bajo y existen nuevos métodos para producirlo, de manera inexplicable no ha tenido tanta difusión como el bioetanol.

_________________________

1 Programa de Producción Sustentable de Insumos para Bioenergéticos y de Desarrollo Científico y Tecnológico, SAGARPA, México, 2009, p. 18.

2 Programa de Introducción de Bioenergéticos, Secretaría de Energía, México, s. f., p. 31. En especial, la cifra del biodiesel es preliminar, puesto que el Programa habla de 8.7 millones de litros anuales como "producción temprana" en una sola refinería y es de suponerse que la cantidad final requerida sea más alta, cuando su producción se amplíe a otras refinerías.

Última actualización el Domingo, 12 de Junio de 2011 20:59
 

- Comentarios sobre este sitio de internet comentarios

 

- © - -